Los consejos más importantes para comprar una moto de segunda mano

MOTOS MARIN - Los consejos más importantes para comprar una moto de segunda mano

Una moto es la mejor opción como segundo vehículo, o incluso primero, gracias a las últimas innovaciones que las hacen tan buenas, rápidas y seguras como coches. Sin embargo, el presupuesto puede ser un problema para algunos compradores.

La compraventa de segunda mano siempre es una buena opción en estos casos, siempre y cuando se tengan en cuenta algunos consejos básicos para comprar motos de segunda mano.

Scooter: la mejor opción como moto de ocasión

Las scooters son un tipo de ciclomotor diferente. Si nos planteamos comprar una moto de segunda mano para no gastar más de lo necesario, una scooter es el modelo ideal.

A la hora de comprar una scooter u otro tipo de motocicleta, el precio no varía demasiado, pero el ahorro se nota en el mantenimiento. Tanto en el seguro como el consumo medio y las reparaciones necesarias de una scooter se ahorra mucho más que en las de otros tipos.

Algunas scooters tienen una cilindrada inferior a los 200 cc, por lo que no hay que pagar ningún tipo de impuesto por tener una.

El ahorro de estos modelos pequeños, ágiles y perfectos para circular por ciudad no compromete su calidad: las scooters son los mejores modelos en cuanto a comodidad y protección frente a los elementos.

El asiento de una scooter es amplio y confortable, los pies quedan en una posición de descanso permanente al conducir, y cuenta con  la ventaja de poder levantarse y guardar los accesorios del vehículo en la guantera. En este compartimento, situado bajo el asiento, podemos custodiar de forma segura el casco, la documentación del vehículo u objetos personales.

Además, si se busca un vehículo grande con todas las cualidades de una scooter, existen las maxiscooter.

Nuestros consejos para comprar una moto de segunda mano

Sea una scooter u otro modelo de motocicleta, hay pasos que no podemos saltarnos a la hora de comprar una moto de ocasión.

La ventaja de comprar una moto usada es la evidente rebaja en el precio, pero hay que tener cuidado a la hora de comprarla: según el cuidado que haya tenido ese transporte, puede que no esté en muy buen estado cuando lo compremos.

Estos son nuestros consejos para asegurarse de que la moto que vamos a comprar está en buen estado:

Informarse bien de las prestaciones del modelo que vamos a comprar

Hay veces en las que el vendedor oculta las máximas prestaciones del modelo que pone a la venta para que el cliente no exija tan buen funcionamiento como ese vehículo debería tener.

La mejor forma de asegurarse de que no nos están engañando y de que estamos comprando una buena moto es informarse antes de ir a probarla en persona.

Podemos buscar opiniones de otros compradores en Internet o preguntarle a algún amigo que conozca ese mismo modelo puede ser suficiente.

Fijarse bien en el cuentakilómetros

Este consejo puede aplicarse a cualquier modelo de motocicleta, pero en el caso de las scooters es más importante.

Son un tipo de motos para circular por la ciudad, recorrer cortas distancias y usarlas a menudo. El cuentakilómetros de la moto de segunda mano en la que estamos interesados puede revelarnos más que el vendedor: los años que lleva en circulación, las veces que ha sido usada, la frecuencia con la que salía a la calle…

Firmar el contrato de venta antes de pagar

Para evitar ser las víctimas de un fraude, lo mejor es no confiar en el vendedor como lo podríamos hacer con un amigo. Hay que tener en mente que no conocemos a esa persona, y que puede engañarnos de muchas formas. Se puede ser receloso y desconfiado sin perder la cortesía ni el respeto en una relación de compra-venta.

Aprovechar cualquier motivo para pedir una rebaja

Ya sea que la ITV del vehículo está a punto de caducar, algún desperfecto en la carrocería o la antigüedad, no hay que perder ninguna oportunidad de comprar una moto ya utilizada por el mejor precio posible.

Hacer preguntas sobre la vida del vehículo

Sin miedo, de nuevo, a parecer desconfiado. Informarse bien de lo que se va a comprar es un derecho y un deber del consumidor. Además de poder valorar mejor el estado y el precio del ciclomotor, haciendo muchas preguntas podemos asegurarnos también de que el vendedor no nos está mintiendo.

Desconfiar de las motos tuneadas

Hay algunos elementos no originales que no están homologados, y por tanto, son ilegales. Las autoridades pueden llegar a inmovilizar el vehículo o no pasar la ITV, sin importar que el comprador ya la haya comprado así. Es muy importante prestar atención a los elementos que no nos parezcan originales del modelo para evitar este tipo de problemas.

Identificar sonidos extraños

Si al poner en marcha el vehículo que queremos comprar oímos un sonido que no deberíamos oír, como el tintineo de un tornillo suelto o el sonido del aceite goteando desde el depósito, debemos pararnos en seco.

Si no tenemos muy claro a qué nos enfrentamos, lo mejor es rehuir de la compra. Algunos de estos sonidos indican averías muy caras y difíciles de solucionar, por lo que será mejor buscar otro producto a la venta.

Probar el transporte

A la hora de la verdad, lo más importante es cómo funciona el vehículo que queremos comprar. El vendedor está obligado a permitir que todos los posibles compradores prueben las motos ellos mismos.

En el caso de las scooters, basta con darse una vuelta por la ciudad; pero otros modelos pueden necesitar ser probadas en el campo o en la carretera para poder valorar su estado correctamente.

Hay que tener en cuenta todo esto a  la hora de comprar un vehículo de segunda mano. Ya sea una moto Suzuki, un scooter Honda o cualquier otro modelo de cualquier otra marca, es muy importante conocer el estado del transporte antes de comprarlo para evitar sorpresas desagradables.

Olvidar estos consejos puede salir muy caro, por lo que toda precaución es poca a la hora de comprar una moto.



Si estás pensando adquirir una moto de ocasión y necesitas asesoramiento ponte en contacto con MOTOS MARÍN, que te ayudará a seleccionar la moto más adecuada para ti.